Videos-News Releases

"Virgen mambisa", canto a la Caridad del Cobre

Rogelio Zelada es un hombre especialmente bendecido: Se reconoce elegido por la Virgen.

En los años 70 escribió un himno a la Virgen de la Caridad: "Virgen mambisa", es uno de los dos cantos que todos sus devotos conocen; el otro es "Mi veneración", de Noemí Matos. Además, es el custodio de la imagen de la Virgen de la Ermita de Miami; él se encarga de su cuidado y restauración, de las labores para la confección de sus mantos y de la réplica que se sortea cada año.

Aún vivía en Cuba y dirigía el Coro de Cristo Rey. Entre el organista Orlando Rodríguez y Rogelio Zelada hicieron muchas piezas musicales que hoy son parte del cancionero litúrgico cubano. La intención era "dotar al pueblo sencillo de cantos" con los que pudieran expresar su devoción mariana. En una noche, él escribió la letra y el organista compuso la música. Reconoce que el canto tiene una fuerza especial que él opina que es porque es un lamento afro que se encuentra muy en la raíz de la cultura cubana y porque toca el corazón.

"Mambisa significa libertadora. Y al llamarla mambisa le estamos pidiendo la libertad". Talvez ahí radique una de las razones por las que los cubanos sienten un amor tan especial hacia su Virgen: en su necesidad de libertad. Zelada se remite a los elementos que conforman la identidad cubana que se relacionan con la práctica religiosa, especialmente la católica. Entre ellos, la idea de acercarse a Dios a través de la patria y a la patria a través de Dios; al amparo maternal que representa María; y a la necesidad de unión entre sus hijos.

El canto se estrenó un 8 de septiembre en la parroquia de la Virgen de la Caridad del Cobre en La Habana. Luego, no sólo los feligreses lo cantan; Zelada refiere que lo han cantado el Coro Polifónico de La Habana y la Orquesta Sinfónica de Cuba incluso en actos oficiales durante los años de la mayor censura sobre la Iglesia en la isla.

Originalmente, el himno decía "da libertad a tu pueblo, siembra amorosa la unión". A causa de la censura y por pedido del Arzobispo que temía posibles represalias contra la Iglesia, sufrió un cambio. En lugar de los versos anteriores, se cantó "da la unidad a tu pueblo, siembra amorosa la unión".

En Miami, después de su salida de Cuba, se grabó en 1988 la letra original. Es una de las 11 piezas musicales que contiene el disco Madre del pueblo cubano, que grabó y editó la Oficina de Liturgia y Vida Espiritual de la Arquidiócesis de Miami y en el que participaron grandes músicos cubanos.

"Virgen mambisa" es el canto que se elige casi siempre para recibir a la Virgen el día de su fiesta. Zelada dice que se emociona siempre que lo escucha, en los más diversos lugares y con todos los arreglos musicales y versiones posibles. Se siente satisfecho de haber contribuido a la expresión orante del pueblo cubano y concluye: "Yo hice este trabajo por la Virgen, pero ella me lo regaló a mí".